Food Waste Treatment es un Proyecto Europeo cuyo objetivo es el desarrollo de un modelo de gestión eficiente que permita minimizar el grave impacto económico y medioambiental asociado a la generación de residuos alimentarios. El proyecto, en el que también participan FIAB, IMABE e ITENE, está coordinado por BFC y cuenta con el apoyo de la Unión Europea a través del instrumento financiero LIFE+.